ANSE es miembro de la red Metasysteme Coaching

Anse y un poco de filosofía
Anse 2018-2028

SENTIDO – VISIÓN - DIRECCIÓN

Desde un punto de vista global, el oficio de Anse es permitir el éxito de la transformación. 

Estamos en una fase de transición entre la era industrial y la era digital. Esta fase es, más o menos, idéntica a la que se produjo entre 1850 y 1950, fase de transición entre la era agrícola y la era industrial. Esta fase de transición duró 100 años y se saldó con dos guerras mundiales. También permitió hacer un mundo mejor. Hoy en día vivimos mejor que en 1950. Sin embargo, la era industrial parece estar llegando al final de su sistema. Los regulares atentados en los países occidentales, el auge del populismo, los extremistas, la llegada de lo digital y, al mismo tiempo, la apertura hacia un pensamiento global y complejo, contrario al pensamiento único, la concienciación de los efectos de cada uno sobre la ecología, del respeto hacia los demás (RSC, Meetooo), del transnacionalismo, son el comienzo de la necesidad de seguir adelante.

Nos encontramos en el choque de culturas, no hacer nada es dejarse llevar por el pensamiento único, es dejar el riesgo de que esta fase de transición también pueda pasar por conflictos mundiales. Actuar de una manera diferente es permitir el éxito de esta fase de transición. La cuestión no es saber si es necesario o no ir hacia una era digital, la cuestión es cómo tener éxito en esta fase de transición para que la era digital sea mucho mejor que el fin de la era industrial. 

Por el bien mayor, tendemos a decir que es más de paz, no soñemos, siempre habrá conflictos. El bien mayor también comienza por más libertad y más independencia, por tanto es más salud, educación, riqueza y compartir. El bien mayor es ser consciente de uno mismo y del otro, consciente de que vivimos en un mismo sistema ya sea terrenal y del más allá, que todo está vinculado y que una acción puede tener repercusiones para los demás. El bien mayor es haber desarrollado en cada uno de nosotros esta conciencia sistémica, es ser libres juntos, es aceptar las diferencias y los errores que se convierten en recursos para el desarrollo y no, en frenos. El bien mayor es dejar paso al altruismo. El bien mayor es más espacio de libertad. El bien mayor es realizar el camino del control a la confianza. El bien mayor es poner el alto-rendimiento al servicio de la humanidad. 

Esta fase de transición entre la era industrial y la era digital es un momento clave para la humanidad. Este éxito se logrará mediante acciones locales que generarán acciones globales, las cuales darán lugar a acciones locales, hablamos entonces de acciones Glocales. 

Nuestro sistema está compuesto de un conjunto de sistemas como el sistema educativo, el sistema empresarial, el sistema gubernamental (político). La transformación tiene lugar en todo el conjunto del sistema y en cada uno de los sistemas que lo componen.

Desde 2002, por su experiencia y sus acciones, desde un punto de vista local, el  oficio de Anse es permitir a la empresa el éxito de este paso, en este momento de transición entre la era industrial y la era digital, y por tanto, de transformación a través de lo humano y el alto-rendimiento. 

El oficio de Anse es por tanto, permitir a la empresa pensar y actuar de forma diferente para combinar lo humano y lo digital al servicio del desarrollo. Pensar y actuar de otro modo para aliar lo humano y el alto-rendimiento. Simplemente como la leyenda del colibrí, Anse y los actores que contribuyen, ya sean clientes o socios, realizan su parte para permitir un mundo mejor.


 
Introduce tu email para suscribirte al boletín de noticias y estar informado de los últimos artículos.

La meta no es enfrentar la era industrial a la era digital, sino crear una relación y un vínculo entre las dos. En este momento de paso del control hacia la confianza, de la era industrial hacia la era digital, existe una concienciación de que el sistema de gestión de la jerarquía y la estandarización del trabajo están en los límites, y que es el momento de pensar de forma diferente en el liderazgo.  Aquí, el  liderazgo se puede emplear a todos los niveles: la educación, la economía, un país, una empresa. Los comienzos de la era digital muestra que es una era que crea transversalidad, circularidad y que bien utilizadas crean relación y humanidad. Es el momento de crear Y en lugar de o, el momento de crear más transversalidad, circularidad entre los seres y lo que hemos creado.

Lo digital surge en un momento oportuno. Dejamos que lo digital tome el poder sobre lo humano, o que lo digital venga para empoderar lo humano. Es esta última opción la que es una oportunidad para el ser humano y la empresa, porque va a ganar en alto-rendimiento y el ser humano va a ganar en autonomía, responsabilidad, libertad. 

Lo digital no es un concepto nuevo ya que existe desde el auge de internet. Es el proceso que simplemente permite integrar todas las tecnologías digitales disponibles en el objetivo de permitir a la empresa ser más eficiente. Este proceso que está en permanente evolución, permite a la empresa pensar en el cliente, lo que se convierte en su razón de ser, y pensar menos en el producto.

Este pensamiento y este proceso digital obligan a trabajar de manera diferente, a reconsiderar su organización, a replantearse lo organizativo. De hecho, lo digital cambia las fronteras de la empresa, modifica la visión arcaica del liderzago, del poder. Le vuelve a otorgar otro poder al gerente que se convierte en la cinta de transmisión entre lo digital y la realidad. De ahí, el interés también de una visión común digital a todos los niveles de la empresa. Este cambio cultural, y por tanto organizativo, se resume en esta máxima: cuanto más poder otorga el líder, más poder tendrán él, su equipo y por tanto, su organización. Hablaremos de la liberación del poder, de la empresa ágil, del liderazgo? eficiente, de la empresa posmoderna…

Poco importa el nombre, Anse actúa para crear este crisol, este receptáculo que permite a la empresa centrarse en el cliente, liberar el poder, crear la alianza y la resilencia entre el elemento ascendente y el descendente. 

Construimos nuestros hábitos y nuestros hábitos nos construyen, en este crisol la empresa va a transformar sus hábitos y sus creencias limitantes de la era industrial en recursos exponenciales para la era digital. De manera clásica, los hábitos de la era industrial en la empresa se resumen mediante la reunionitis. Demasiadas reuniones. Demasiadas personas convocadas a las reuniones, pocos planes de reuniones, demasiado tiempo pasado y perdido en reuniones, se toman muy pocas decisiones o se generan muchas ideas y se aplican pocas decisiones. Demasiadas reuniones centradas en el análisis y no suficientemente en la acción. Demasiadas reuniones que no terminan a tiempo y para una verdadera decisión, la fecha de la próxima reunión.  

Sin hablar de la transformación: ¡Simplemente imagínese ganar solo 1 h. por semana por empleado en una reunión! ¡Imagínese simplemente una reunión óptima por empleado! ¿Cuál sería el beneficio en coste, tiempo, productividad, energía? Además, también es muy frecuente que aquí comience el principio de la transformación, es decir, la fase de transición de la era industrial hacia la era digital. 

Hablando de la Transformación, como en el ejemplo de las reuniones antes mencionado: imagínese también el interés y las ganancias para su empresa si reduce, como mínimo a la mitad, el tiempo de respuesta actual entre el momento en que emerge una idea potente y el momento en que sus clientes se benefician de ella.

Las creencias limitantes de la era industrial del sistema empresarial son su visión jerárquica, del control, su exceso de proceso, su concepción de las interrelaciones, su concepción lineal frente al tiempo. Pero, existen otras creencias limitantes y hábitos, más solapados, más específicos de cada empresa que se ocultan en los detalles. ¿No decimos que Dios o el diablo se esconden en los detalles? 

En este crisol, este receptáculo en el que la empresa desarrolla su conciencia sistémica en su interior, con su entorno, crea valor, es decir, alto-rendimiento y altruismo.

El altruismo se convierte en el aliado del alto- rendimiento. Desde hace más de 15 años, la experiencia de Anse muestra que este crisol desarrolla estas 4 claves del éxito de la transformación:

  1. La calidad de las decisiones óptimas que es lo opuesto a la producción de ideas favorable de la era industrial. Producimos acciones precisas en lugar de producir ideas que no resultan en acciones. La calidad de la decisión también permite desarrollar la circularidad, la responsabilidad y el altruismo.
  2. La calidad de la gestión del tiempo que es un aprendizaje de la relación entre su tiempo y la mejor decisión. Existe una concienciación de que siempre podemos hacerlo mejor pero hacer, es siempre mejor que esperar hacerlo mejor. Lo mejor es el enemigo del bien. Su relación frente a la gestión del tiempo entre estas acciones, los proyectos, los clientes y los desafíos tecnológicos desarrollan los valores de alto-rendimiento, respeto e integridad.  
  3. La calidad de las interrelaciones en las que el objetivo está estrechamente ligado con el alto-rendimiento: es porque ganamos que nos llevamos bien. Lo que es totalmente diferente e incluso lleva mucho tiempo, de querer llevarse bien para ganar. La calidad de las interrelaciones permite desarrollar el compromiso, la flexibilidad y la transparencia.
  4. El aprendizaje donde todos aprenden de todos, de su conciencia, de su presencia, de sus acciones, cada uno desarrolla su conciencia sistémica en su propio beneficio y de la organización, lo que desarrolla esta humanidad. El aprendizaje continuo también denominado disposición formativa, permite desarrollar la anticipación, la innovación y el reconocimiento.


Estas 4 claves o pilares son medios y  no la finalidad, éste es el punto de interés de la metodología sistémica: crear este crisol para que cada uno defina su proyecto, sus objetivos y viva con pasión el momento presente, el del viaje que permite el éxito de la fase de la transición, el éxito de su transformación. La era digital es una era en constante cambio, una era donde lo desconocido prima sobre lo previsible. El viaje de la fase de transición es precisamente para aprender a estar cómodo y por tanto, a adaptarse a esta era digital en continua y rápida evolución. 

La fuerza de Anse es la metodología sistémica siendo fiel a la línea de lo que ha desarrollado y creado Alain Cardon, Metasysteme y aportando de manera regular ejes de reflexión, pistas de desarrollo para simplemente continuar desarrollando hasta su infinito este enfoque sistémico. Para nosotros se convierte tanto en eje de desarrollo personal como profesional.

Para el éxito de su misión, Anse actúa sobre 3 ejes: la empresa, el enjambre empresarial, la investigación.


LAS ACCIONES EMPRESARIALES

La pregunta no es si es necesario transformarse o no. La pregunta es ¿cómo hacerlo?

Para acompañarle en la acción, Anse, cuyo oficio es permitirle el éxito de su transformación, le propone cuatro acciones que pueden realizarse de forma simultánea o por separado:

Perform’Anse Digital Local 


 

Perform’Anse Digital Community Works 


 

Perform’Anse Digital Global 


 

Perform’Anse Digital Glocal


 
 

 
pdf Descarga en PDF las Acciones PERFORM'ANSE

ENJAMBRE EMPRESARIAL

Siendo el objetivo de Anse permitir al mundo, conseguir el éxito en esta fase de transición, debe expandirse para que otras personas, otros agentes del cambio, con sus valores, sus visiones se permitan a sí mismos este éxito. Es por eso que Anse, a través de Claude Arribas, interviene en diferentes regiones del mundo, principalmente en Francés y Español, y se expande a través de cuatro acciones:

El desarrollo del negocio de los coachs (agente del cambio) ofreciendo la capacitación y la supervisión en el coaching sistémico de la escuela Metasysteme de Alain Cardon. Claude, acreditado por Alain Cardon, desarrolla la escuela en Francia, España http://www.anse.fr/espanol/fechas-y-inscripciones-en-espana/  y América del Sur y otros países francófonos a desarrollar. Así mismo, gracias al programa de formación MSV en formato de Campus Digital, los coachs pueden desarrollar sus competencias de vendedor aprendiendo Cómo Venderse Mejor como coach a partir de una postura baja sin intención, que está completamente alineada con los valores de altruismo y alto-rendimiento.

La escritura, Claude Arribas y el equipo Anse ofrecen de forma regular libros y artículos para precisamente comprender mejor los objetivos de esta fase de transición entre la era industrial y la era digital, y sobre todo, permitirle pensar de manera diferente y pasar a la acción.

Las conferencias en el mismo sentido que la escritura, tienen por objetivo reunir actores que ya han pasado a la acción y a los que dudan, se plantean preguntas y quieren verlo más claramente. En estas conferencias, nos esforzamos por dar una idea de cómo puede verse una fase de transición exitosa.

El voluntariado. Muchas fundaciones, ONGs, asociaciones trabajan para permitir a las personas que ya han abandonado esta fase de transición, el poder retomar el camino en marcha y ofrecer una segunda, e incluso una tercera oportunidad. Intervenimos para permitir que estos organismos consigan un mayor éxito en su proyecto.

EN CONSTANTE RECONSTRUCCIÓN

Originalmente, Anse es creado por Claude Arribas, su funcionamiento a imagen de las Startups es transversal, horizontal, se realiza en red con personas que comparten los mismos valores, tanto a nivel de la visión como de la línea sistémica creada por Alain Cardon. Actúan juntos en los contextos empresariales o asociativos. Se reúnen regularmente para crear, experimentar, filosofar y actuar.

Por tanto, es una reunión de un conjunto de redes como al Red Metasystème, la Red Anse en Francia, en España, en América del Sur y por qué no, pronto en África.